Las franquicias americanas apuestan por la expansión en el mercado español