eMobike, el concepto de franquicia de movilidad sostenible que triunfa internacionalmente

franquicia de movilidad

La franquicia de movilidad sostenible, eMobike ofrece un concepto de negocio innovador y acorde con la época de responsabilidad social que vivimos. El turista solicita, cada vez más, opciones de transporte por la ciudad sostenibles, respetuosas con el medio ambiente, de calidad y accesibles a todos. Y esta enseña, de origen español, ha venido a cubrir un nicho de mercado con un gran potencial ya que, hasta el momento, los turistas no podían acceder a este tipo de transporte de forma sencilla y cómoda, y, sobre todo, sostenible.

El mercado de alquiler de bicicletas eléctrica es una realidad en cada vez más ciudades. Los gobiernos apuestan muy fuerte por la movilidad sostenible en sus ciudades, impulsando el uso de las bicicletas y fomentando la adaptación de la vía pública, mediante la creación de carriles aptos para estos vehículos. Y eMobike ha sido la primera franquicia en España en aprovechar esta oportunidad.

La cadena eMobike nace fruto de la experiencia en el sector de la movilidad eléctrica de un grupo de emprendedores, que cuenta con más de 25 años de experiencia desarrollando y participando en proyectos de eficiencia energética, sostenibilidad y servicios exclusivos a clientes que cada vez demandan más sofisticación.  En 2011 se pone en funcionamiento el servicio de movilidad sostenible eMobike y en 2014 surge eMobike Partner, que permite a los inversores particulares y empresas replicar su modelo de negocio en otras ciudades y países.

En la actualidad, eMobike es la única franquicia destacada como servicio de movilidad sostenible y autónoma, permitiendo a los usuarios el desplazamiento por la ciudad con ventajas significativas y promoviendo una nueva manera de desplazarse y conocer el entorno de forma independiente, económica, saludable y cómoda.

Una franquicia de movilidad sostenible con solo ventajas para los emprendedores

eMobike es una marca sin costes fijos, sin requerimiento de local y sin empleados, lo que hace que sea una franquicia sostenible que despierta mucho interés entre los emprendedores. A esto, hay que sumarle el hecho de que no hay prácticamente competencia y es un momento óptimo.

La franquicia eMobike ha desarrollado cuatro líneas de actividad para la implantación de la movilidad sostenible con funcionalidades específicas para cada necesidad: eMobike Tourism (dirigido a los hoteles), eMobike Public (enfocado a licitaciones y proyectos públicos), eMobility Work (una solución sostenible para las empresas) y eMobike Urban (el servicio para  los aparcamientos). Cada línea de actividad tiene su propio modelo de negocio. eMobike actúa también como proveedores tecnológicos.

La inversión para unirse a esta franquicia de movilidad sostenible depende del tipo de modalidad escogida. eMobike Partner son 15.000€ de canon inicial y una inversión inicial de 30 conjuntos a 1.750€/unidad, con transporte e instalación incluidos en el precio sólo en Península.

También hay una opción de Partner con exclusividad en la ciudad o zona asignada al aportar una cantidad adicional como canon inicial dependiendo del tamaño de la ciudad y acordar un plan de expansión a 3 años dónde cada año se pactan la cantidad de conjuntos a comprar. En caso de no cumplir el acuerdo, no hay ningún tipo de penalización. Simplemente se pierde la condición de exclusividad.

La última opción es poder realizar un contrato de Franquicia Maestra llevando la división de eMobike a una nueva zona (Comunidad Autónoma, Estado, País) y poder captar los propios inversores de la comunidad.  En este caso se define un Canon en función al país, área o ciudad y una inversión inicial mínima de 40 conjuntos a 1.750€/unidad, con comisiones por cada nuevo partner conseguido.

Más información sobre esta franquicia en el siguiente enlace.